sábado, 11 de agosto de 2007


En busca del Chile que algún día existió, al menos según nuestros abuelos. En busca del Chile Feliz.
Sí, ya lo sabemos. Múltiples estudios lo dicen: Chile país infeliz, el penúltimo de Sudamérica en la lista, con tremendas desigualdades sociales, gente estresada, víctimas de la contaminación, del consumo, de la inercia. Con altísimos índices de depresión y enfermedades asociadas al estrés y al exceso de trabajo. Es cierto, Chile es el país de Latinoamérica en que más horas se trabaja, a pesar de que en el año 2005 entró en vigencia la ley que redujo la jornada laboral de 48 a 45 horas semanales (cosa que, todos lo sabemos, no se aplica ni en sueños).
No lo negamos: muchas cosas andan mal en nuestro país. Ni hablar de ciertos fallidos proyectos gubernamentales que no hacen más que hacerle la vida más difícil a los trabajadores. Ni hablar de nuestro sistema de salud. Ni hablar de los sueldos (¿hay algo más humillante que nuestro sueldo mínimo de $144.000 recién aprobado con bombos y platillos?) ¿Cómo no andar infeliz?
Es hora de hacer algo. El pueblo de Chile necesita descanso, ocio, espacio para la creatividad, para respirar aire puro, conocer otras miradas, compartir con la familia, hacer el amor, pensar en uno mismo, leer. Espacio para la cultura. Espacio para hacer otras cosas además de ver tele. Tiempo para hacer lo que a uno se le antoje. Tiempo es dinero, dicen. Pero más importante que la plata que acumules en tu cuenta corriente, es el tiempo del que dispones para gastarla. O no gastarla. La cosa es que uno decida.
Todos Contra el Muro, consciente de la imperiosa necesidad de que nuestros ciudadanos descansen, repongan fuerzas y sanen sus heridas acumuladas en la dura jornada laboral, lanza oficialmente la campaña 3 semanas no alcanzan… en busca de un cambio de mirada sobre la importancia del descanso, el ocio, el placer y la salud mental.Apóyanos en esta cruzada para modificar el código del trabajo y conseguir una semana más de vacaciones para todos los trabajadores.
Entrada original: http://www.tressemanasnoalcanzan.blogspot.com/

3 comentarios:

Rita dijo...

Lisett, comparto cada una de las ideas que aqui expones, `por eso es que trato siempre de ver el vaso medio lleno antes que medio vacío. Ser infeliz es fácil, pero proponerse ser feliz e ir en contra de todo lo que trata de entristeser tu vida, es todo un reto.
Te dejé algo en mi blog, pasa por ahí. Cariños

anni dijo...

ser feliz es una obligacion, segun escuche en alguna pelicula, lamento lo que dices y creo que esta en cada uno de nosotros el ser optimista y mirar la vida como queramos, es dificil ante tanta carencia pero si no puedes ser feliz por lo que no tienes, se feliz con lo que tienes.

Elena dijo...

tarde pero lo comento...

acá en Colombia las vacaciones son 15 días hábiles osea un poco menos que allá la ventaja es que hay muchos pero muchos días festivos solo uno o dos meses no tienen y bueno eso ayuda a olvidarse un poco del trabajo también...

ahora... la felicidad es tan relativa... como será que los niveles de felicidad en mi país son altísimos y eso que estamos sumergidos en una guerra terrorista sin fin, con dirigentes mentirosos e incapaces, una devaluación de la moneda alta, desplazamientos de campesinos que genera una crisis productiva y unos niveles de pobreza y violencia domestica que ni imaginas... y aun así, se dice que mi país es feliz...

sera que al pueblo pan y circo????

ups... se me salio la vena criticona (sonrojo)

y si pones el sueldo mínimo en dolares pues comparamos mas fácil... el de acá es de unos US$160 (bueno con lo fluctuante que esta el dolar ya ni en mis divisiones confío)